27 de enero de 2012

Mi nueva libreta reciclada

Yo soy de las que apunto todo: Si no lo hago me da la sensación de que no me voy a acordar de hacer las cosas que tengo pendientes y con lo que me cuesta ya ponerme y luego acabar las tareas, tengo la necesidad de ver mis hojitas escritas y tachadas cuando acabo lo que hay apuntadas en ellas. 

La mesa de la oficina, el bolso, el libro que me voy leyendo, el abrigo, la mesa de casa... en cualquier sitio aparece una de mis hojitas con algo que hacer, con algún blog que leer, la lista de la compra, algún mensaje que dar. 

La cuestión es que mi mesa de trabajo empezó a estar llena de papelitos dispersos y al final no encontraba nada. Mis hojas en cuestión son relativamente pequeñas (cojo los DIN A4 de la ofi que están impresos por una cara y que se pueden reciclar por la otra y los parto en 4 hojitas con el abrecartas) y era muy fácil que se quedarán traspapeladas entre documentos y mis inmensos catálogos de muebles. Había que hacer algo. 

Las grapas no me hacían gracia y los clips menos, yo quería algo que se pareciese a una libreta. Y al final la luz llegó: la bombilla se encendió al abrir mi cajón y encontrar un fastener olvidado de vete tu a saber que siglo, ooohhhhh.
Este es el primo Fastener que sale en los anuncios, guapo ¿eh?

Y me acordé de nuestras encuadernaciones infantiles con los deberes del cole.

¿No sería genial devolverle su dignidad y utilidad a ese pobre fastener? Así que cogí mis hojillas dispersas, las hice unos agujeritos con la taladradora y el orden retorno a mi mesa :)


Soy la supermegalibreta de tareas de la ofi ¿a qué molo?
Llevaba una igual en el bolso, para apuntar mis cosas, pero me parecía un poco "cutre" (sssshhhh, que no me oiga la libreta de la ofi). Para el trabajo está bien tal cual, pero para llevar encima quería algo más estiloso :) y he pensado que lo que le faltaba era ¡un buen envoltorio!


libreta reciclada con fastener
Libreta fashion de la "muete" que viaja en bolso
He aprovechado un sobre promocional, en el que nos enviaron la gente de RUSTIKA una documentación, para hacer las tapas (sabía yo que tenía que guardar esa tortuguita tan linda y además el nombre de la campaña, jejeje, reafirmaba mi decisión de tunear mi sencilla libreta). Por cierto, el washi tape, forever, que siempre llevo un rollito conmigo en el bolso y parece que hoy estaba esperando la ocasión para saltar fuera de él.

libreta papel reciclado y fastener
Si es que soy una tortuguita sabía... y lo bueno si bueno, dos veces bueno.
Apañada la libreta. Lo mejor, que cuando se quede floja de hojas, es fácil volver a surtirla y si tienes que anotar algo a alguien con abrir el fastener y sacar la hoja te evitas el arrancarla y el cargártela.


hojas libreta reciclada con fastener

Fácil y sencillo, en un periquete libreta fashion lista. Espero que os guste ( y al que no, a la lista negra de la libreta: Edu, date por aludido, juas juas juas juas).

6 comentarios:

  1. anda! que guay! Te ha quedado genial! que artista! jejej besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuve un momento de inspiración, jijiji

      Eliminar
  2. Esta de show...muy buena idea. Es que las libretitas son tu fuerte. Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yarisi!!! Abrazos!!!

      Eliminar
  3. Mirate evernote, esa aplicación android que pone orden en todas tus notas sean escritas, de voz, mediante foto... se sincroniza con tu ordenador... te la recomiendo y tu hombro te lo agradecerá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la recomendación, jejeje, empecé la semana pasada con ello (Evernote), pero lo de escribir las cosas que se me vienen a la cabeza en el móvil me da un pereza horrible (soy un poco torpona con el teclado). Creo que mi hombro agradecerá que vacíe el bolso, pero de otras tantas cosas!

      Eliminar